¿Por qué es peligroso un inverno nuclear?

El invierno nuclear es un término que se escuchó por primera ocasión durante la Guerra Fría que tenía en alta tensión las relaciones entre Estados Unidos y Rusia. Derivado de esto es que el inverno nuclear era uno de los escenarios que se vislumbraban para el año de 1983, este de acuerdo a los expertos resultaba ser algo completamente peligroso.

Un invierno nuclear se trata de un fenómeno climático que se activa por acciones de las bombas atómicas, esto sería una consecuencia de una guerra nuclear masiva. La cual durante mucho tiempo se ha logrado evitar. Pero que con más países con relaciones tensas con el Gobierno de Estados Unidos, China y Rusia (las potencias mundiales) puede darse una situación de estás.

El efecto que causarían las bombas serían tormentas de fuego que ocasionarían que el humo se elevará hasta la atmósfera, como también partículas de polvo y muchas otras que acabarían en la estratosfera. Todas estás partículas terminarían diseminándose por todo el planeta Tierra. La acción que harán las partículas es absorber la luz del sol con esto va a subir la temperatura de la estratosfera y provocará que haya una disminución de la temperatura en la capa terrestre. Como no habrá filtración de rayos solares empezarán a morir muchas especies silvestres y ocasionaría una alteración a la cadena trófica. Por lo que esto podría provocar un fenómeno de extinción masiva.

Este efecto del invierno nuclear ocasionaría que la temperatura en la estratosfera llegue a destruir la capa de ozono, provocaría que se tenga una mayor exposición a los rayos ultravioletas. Esto ocasionaría problemas de salud muy graves, los cuales afectarían a las personas, animales y las plantas. 

Como no habría luz solar, las lluvias estarían en menor cantidad y las heladas se harían muy frías, no habría posibilidad de cultivar y ocasionaría unos escases de alimentos como nunca antes se ha visto. Otro de los detalles es que la lluvia radioactiva ocasionaría que algunas zonas se volvieran inhabitables por siempre. Los daños de un hipotético inverno nuclear serían irreversibles para los sobrevivientes.

En la actualidad, los datos arrojan que existen más de 14.000 cabezas nucleares. Bastaría con que solamente explotará un centenar de estás para que el efecto se desencadene y no se pueda revertir. Es por ello que algunos científicos temen por el desarrollo de más armamento nuclear en las grandes potencias.

Si te gustó, comparte en tus redes sociales
Te puede interesar
noticias, tiendas
Diciembre - 2019
noticias
Noviembre - 2019
android, iphone
Julio - 2019